NOVEDADES

ACTUALIZACIÓN. COVID-19: Medidas de prevención operativas para tripulantes, prácticos, y el personal terrestre de la navegación (Actualizado el 15 de abril, 2020)

Ampliando lo informado en nuestros anteriores artículos referidos a las medidas sanitarias adoptadas por las autoridades argentinas para evitar la propagación del COVID-19 en la industria del transporte por vía acuática, a continuación, destacamos las medidas de prevención operativas dispuestas para tripulantes, prácticos, y el personal terrestre de la navegación.

MEDIDAS DE PREVENCIÓN OPERATIVAS

TRIPULACIÓN

Al arribo de buques extranjeros, la autoridad sanitaria verificará la existencia de tripulantes que hayan transitado zona afectada y presenten síntomas, en cuyo caso se lo desembarcará para que siga los protocolos sanitarios y al buque se lo pondrá en cuarentena.

La agencia marítima deberá coordinar con la autoridad competente el lugar de traslado.

Están prohibidos los cambios de tripulaciones extranjeras y los desembarcos.

Los cambios de tripulaciones argentinas, están suspendidos, salvo los casos de extrema necesidad, recomendando para este último caso, que el mismo se dilate en el tiempo (mayor a 30 días).

En caso de extrema necesidad, las agencias marítimas notificarán a los organismos competentes, con un mínimo de 72 horas de anticipación, cualquier cambio de tripulación que deba ser autorizado.

Solo los tripulantes que realicen una actividad directa vinculada a la carga o descarga podrán circular por la cubierta, quedando prohibido circular por la instalación portuaria.

En casos debidamente justificados y de urgencia (razones humanitarias y/o seguridad), la agencia marítima deberá informar a la Prefectura Naval Argentina sobre el posible descenso de algún tripulante.

Se considera que el descenso resulta necesario cuando no existe personal en tierra que pueda realizar la operatoria para aquella maniobra.

Se considera operatoria debidamente justificada aquella que sea notificada por la agencia marítima y por las autoridades portuarias locales correspondientes ante Prefectura Naval Argentina, siempre que el tripulante se encuentre asintomático y no haya tenido contacto estrecho con un caso sospechoso.

De llevarse a cabo un cambio justificado de tripulación, las agencias deberán presentar los certificados de evaluación médica de los tripulantes ante la autoridad portuaria local.

Si se requiriera cualquier tipo de asistencia médica, la misma deberá realizarse dentro del buque, siendo su cumplimiento responsabilidad de la autoridad portuaria local o empresa concesionaria de la terminal.

Asimismo, deberá proveerse, en caso de necesidad, cualquier insumo y/o requerimiento imprescindible para preservar la integridad de todos los individuos que puedan verse afectados.

PRÁCTICOS

Como medida de protección, el práctico deberá vestir barbijo, antiparras, camisolín y guantes, y no realizar ningún consumo durante el desempeño de sus funciones a bordo.

Se deberá proceder a desinfectar las lanchas para trasladar a los prácticos, además de utilizar los elementos sanitarios personales.

Al momento del embarco del práctico, se deberá proveer en el buque de tres (3) tripulantes para la tarea de asistencia de embarque, los cuales deberán mantener en todo momento una distancia mínima con el mismo de por lo menos dos (2) metros, y deberán contar con guantes y barbijo.

El práctico, en la medida de lo posible, reducirá sus elementos de trabajo al mínimo imprescindible para evitar la manipulación de los mismos por parte de la tripulación.

Durante la permanencia en el puente, éste deberá mantenerse ventilado en todo momento y mantener abiertas ambas puertas de acceso a los alerones.

La cantidad de personal que permanezca durante el trayecto será la estrictamente necesaria para cumplimentar las tareas con seguridad, por lo que se deberá evitar la presencia del personal ajeno al trabajo de navegación.

PERSONAL TERRESTRE QUE PRESTA SERVICIOS A BORDO

Se deberá extremar el cumplimiento de las siguientes medidas de seguridad y protección, establecidas por las autoridades nacionales y las cuales estarán a cargo y serán responsabilidad de las terminales portuarias:

Disponer de un ambiente aseado y desinfectado para quienes necesariamente deban abordar el buque, lo que deberá ser garantizado por el personal a bordo, acorde a la buena fe, y coordinado por el Oficial OPIP, ante esta situación de emergencia nacional.

Se recomienda el distanciamiento entre el personal que preste servicios a bordo y la tripulación, respetando, como mínimo, 2 metros de distancia.

La sala de terceros y/o sala de organismos de control debe estar en perfectas condiciones de higiene y desinfectada y con el mismo tratamiento que se les da a los lugares de a bordo, por tratarse de lugares de traspaso tierra / buque.

Se recomienda minimizar el contacto personal entre todas las personas que se encuentren desarrollando actividades.

QUIÉNES NO PODRAN INGRESAR A LAS EMBARCACIONES (buques, barcazas y remolcadores)

No se permitirá el contacto entre personal de la estiba y la tripulación de los mercantes, en las operativas de carga/descarga de mercaderías.

El sereno de planchada deberá permanecer siempre en el muelle y no a bordo durante toda su jornada de trabajo, bajo ninguna circunstancia. Se deberá controlar que las planchadas sólo bajen cuando deba ingresar o salir personal autorizado.

El personal de remolque deberá permanecer en forma permanente dentro de su propia embarcación.

Los OPIP deberán permanecer en el muelle, con excepción a un pedido expreso por la autoridad nacional competente.

No podrá ingresar ninguna persona que no se encuentre involucrada en una acción debidamente autorizada.

SUMINISTROS/SERVICIOS A BUQUES

La provisión a buques se realizará utilizando algún medio de elevación de cargas.

Se deberá minimizar cualquier servicio que no se encuentre justificado por el agente marítimo.

Se prohíbe realizar desembarco de residuos y/u otros materiales no desechables, a excepción de aquellos que deban ser necesariamente descargados con previa autorización de autoridad competente.

Para los desechos patológicos, la agencia marítima deberá contar con el certificado de disposición final.

Para el abastecimiento, el capitán deberá garantizar el no mantenimiento de contacto con los tripulantes.

Se recomienda proveer a los buques con mayor cantidad de víveres y mercaderías necesarias (lo que puede incluir algunos elementos personales que solicite en particular el personal embarcado).

CUARENTENA

El aprovisionamiento de cualquier tipo de requerimiento necesario para resguardar a las personas en caso de que se decreten que estarán sujetas a un período de cuarentena, estará a cargo de la agencia marítima y puesto en conocimiento de la autoridad portuaria local. De igual manera se procederá ante cualquier traslado y/o servicio que se requiera por parte de los organismos competentes.

Para más información, contáctenos.

Este artículo no intenta brindar asesoramiento legal. Para asesoramiento acerca de hechos particulares o cuestiones legales, por favor consulte con su consejero legal.